Degeneración Macular Relacionada con la Edad (AMD)

¿Qué es la degeneración macular relacionada con la edad? La degeneración macular relacionada con la edad (AMD) es una enfermedad que empaña la visión central aguda necesaria para realizar actividades que precisan mirar de frente, como leer, coser y conducir. La AMD afecta a la mácula, la parte del ojo que permite ver detalles pequeños. (Consulte el siguiente diagrama.) La AMD no es dolorosa.

En algunos casos, la AMD se desarrolla tan lentamente que las personas notan pocos cambios en su visión. En otros casos, la enfermedad avanza más rápidamente y puede causar la pérdida de la visión en ambos ojos. La AMD es una de las principales causas de la pérdida de la visión en personas mayores de 60 años.

Comparison of normal vision to a person with Age-related Macular Degeneration vision

Comparación de una persona con visión normal y una persona con degeneración macular relacionada con la edad.

¿Dónde está la mácula?

La mácula se encuentra en el centro de la retina, el tejido sensible a la luz de la parte posterior del ojo. La retina convierte instantáneamente la luz, o una imagen, en impulsos eléctricos o señales nerviosas que luego envía al cerebro.

¿Hay diferentes formas de AMD?

La AMD tiene dos formas: húmeda y seca.

¿Qué es la AMD húmeda?

La AMD húmeda se produce cuando vasos sanguíneos anómalos detrás de la retina empiezan a crecer bajo la mácula. Estos nuevos vasos sanguíneos tienden a ser muy frágiles y a menudo presentan filtraciones de sangre y fluido. La sangre y el fluido levantan la mácula de su posición normal en la parte posterior del ojo. La mácula se daña rápidamente. Con AMD húmeda, la pérdida de la visión central puede producirse rápidamente. La AMD húmeda se considera AMD avanzada y es más grave que la forma seca.

Uno de los primeros síntomas de la AMD húmeda es que las líneas rectas parecen onduladas. Si nota este trastorno o cualquier otro cambio en su visión, comuníquese inmediatamente con su oftalmólogo. Necesitará someterse a un examen completo con el ojo dilatado.

¿Qué es la AMD seca?

La AMD seca se produce cuando las células sensibles a la luz de la mácula se destruyen lentamente, enturbiando de forma gradual la visión central del ojo afectado. A medida que la AMD seca empeora, puede que vea una mancha borrosa en el centro de su visión. Con el tiempo, cuando la mácula va dejando de funcionar, puede que se vaya perdiendo gradualmente la visión central del ojo afectado.

El síntoma más común de la AMD seca es la visión ligeramente borrosa. Puede que tenga dificultades para reconocer las caras y que necesite más luz para leer y realizar otras tareas. La AMD seca generalmente afecta ambos ojos, aunque puede que se pierda la visión de un ojo mientras que el otro ojo no parezca estar afectado.

Uno de los primeros signos más comunes de la AMD seca son los drusen. Los drusen son unos depósitos amarillentos bajo la retina. A menudo se observan en personas de más de 60 años. Su oftalmólogo puede detectar drusen durante un examen ocular completo.

La AMD seca presenta tres etapas, que pueden desarrollarse en un solo ojo o en ambos:

  1. AMD inicial: las personas con AMD inicial tienen varios drusen pequeños o algunos drusen de tamaño mediano. En esta etapa, no hay síntomas ni pérdida de la visión.
  2. AMD intermedia: las personas con AMD intermedia tienen o varios drusen de tamaño mediano o uno o más drusen grandes. Algunas personas ven una mancha borrosa en el centro de su visión. Además, puede que necesiten más luz para leer y realizar otras tareas.
  3. AMD seca avanzada: Además de drusen, las personas con AMD seca avanzada presentan disfunción de las células sensibles a la luz y el tejido de sostén del área retiniana central. Esta disfunción puede causar una mancha borrosa en el centro de la visión que, con el tiempo, puede llegar a hacerse más grande y más oscura y ocupar más espacio de la visión central. Puede que tenga dificultades para leer o reconocer las caras hasta que las tenga muy cerca.

Si tiene pérdida de la visión por AMD seca en un solo ojo, puede que no note ningún cambio en la visión general. Si tiene una visión clara con el otro ojo, puede seguir conduciendo, leyendo y viendo los pequeños detalles. Puede que únicamente note cambios en la visión si la AMD afecta a ambos ojos. Si presenta visión borrosa, acuda a un oftalmólogo para someterse a un examen ocular completo con dilatación.

¿Los drusen causan pérdida de la visión en AMD seca avanzada?

Por lo general los drusen, por sí solos, no causan pérdida de la visión. De hecho, los científicos no tienen muy clara la relación entre los drusen y la AMD. Saben que un aumento del tamaño o el número de drusen supone un mayor riesgo de que la persona desarrolle AMD seca avanzada o AMD húmeda. Estos cambios pueden causar una grave pérdida de la visión.

La forma seca presenta etapas iniciales e intermedias. ¿La forma húmeda tiene etapas similares?

No. La forma húmeda se considera AMD avanzada.

¿La AMD avanzada puede ser de forma seca o húmeda?

Sí. Tanto la forma húmeda como la forma seca avanzada se consideran AMD avanzada. La pérdida de la visión se produce con cualquiera de las dos formas. En la mayoría de los casos, únicamente la AMD avanzada puede causar pérdida de la visión. Las personas con AMD avanzada en un ojo presentan un riesgo especialmente elevado de desarrollar AMD avanzada en el otro ojo.

¿Cuál es más habitual, la forma seca o la forma húmeda?

La forma seca es mucho más habitual. Más de un 85% de las personas con AMD intermedia y avanzada combinadas presentan la forma seca. Sin embargo, si únicamente tenemos en cuenta la AMD avanzada, aproximadamente dos tercios de los pacientes presentan la forma húmeda. Dado que prácticamente toda la pérdida de la visión se produce con AMD avanzada, la forma húmeda causa considerablemente mayor pérdida de la visión que la forma seca.

¿La forma seca puede convertirse en forma húmeda?

Sí. Todas las personas con forma húmeda primero presentaron la forma seca. La forma seca puede avanzar y causar pérdida de la visión, sin convertirse en forma húmeda. La forma seca también puede convertirse de pronto en forma húmeda, incluso durante la fase inicial de AMD. No hay forma de determinar si se producirá el cambio a forma húmeda ni cuándo sucederá.

¿Quién tiene riesgo de sufrir AMD?

La AMD puede desarrollarse a mediana edad. El riesgo aumenta con la edad. Otros factores de riesgo incluyen:

  • Tabaquismo. 
  • Obesidad. Estudios de investigación sugieren que existe una relación entre la obesidad y el progreso de AMD en fase inicial e intermedia a AMD avanzada. 
  • Raza. Los caucásicos tienen muchas más probabilidades de perder la vista por AMD que los afroamericanos. 
  • Antecedentes familiares. Las personas con antecedentes familiares de AMD tienen un riesgo más elevado de desarrollar la enfermedad. 
  • Sexo. Las mujeres parecen tener un riesgo más elevado que los hombres.

¿Cómo se detecta la AMD?

La AMD se detecta durante un examen ocular completo. Durante el examen ocular, puede que le pidan que observe una cuadrícula de Amsler. La cuadrícula es como la de un tablero de ajedrez. Deberá cubrirse un ojo y observar un punto negro en el centro de la cuadrícula. Al mirar fijamente el punto, puede que note que las líneas rectas parecen onduladas. Puede que note que faltan algunas de las líneas. Estos podrían ser signos de AMD.

Si su oftalmólogo considera que necesita tratamiento para la AMD húmeda, puede que le recomiende una angiofluoresceingrafía. Para esta prueba se le inyecta un contraste especial por el brazo. Las imágenes se toman a medida que el contraste pasa por los vasos sanguíneos de la retina. La prueba permite al oftalmólogo identificar cualquier vaso sanguíneo que presente filtraciones y recomendar un tratamiento.

¿Cómo se trata la AMD seca?

Una vez que la AMD seca alcanza la fase avanzada, ninguna forma de tratamiento puede impedir la pérdida de la visión. Sin embargo, el tratamiento puede retrasar y posiblemente prevenir que la AMD intermedia progrese a la fase avanzada, en la cual se produce la pérdida de la visión. El Estudio sobre enfermedades oculares relacionadas con la edad (AREDS) del National Eye Institute (NEI) reveló que tomar una formulación específica a dosis altas de antioxidantes y zinc reduce significativamente el riesgo de AMD avanzada y la pérdida de la visión que la acompaña. Retardar la progresión de la AMD de la fase intermedia a la avanzada contribuirá a conservar la vista de muchas personas.

¿Cuál es la dosis de la formulación de AREDS?

Las cantidades diarias específicas de antioxidantes y zinc utilizadas por los investigadores del estudio fueron 500 miligramos de vitamina C, 400 unidades internacionales de vitamina E, 15 miligramos de betacaroteno (a menudo etiquetado como equivalente a 25.000 unidades internacionales de vitamina A), 80 miligramos de zinc como óxido de zinc y dos miligramos de cobre como óxido cúprico. El cobre se añadió a la formulación de AREDS que contenía zinc para prevenir la anemia por déficit de cobre, una patología asociada a la ingesta de niveles elevados de zinc.

¿Quién debería tomar la formulación de AREDS?

Las personas con riesgo elevado de desarrollar AMD avanzada deberían considerar la posibilidad de tomar la formulación. Una persona tiene un riesgo elevado de desarrollar AMD avanzada si presenta:

AMD intermedia en uno o en ambos ojos.

O

AMD avanzada (seca o húmeda) en un ojo pero no en el otro.

Su oftalmólogo puede decirle si tiene AMD, en qué fase y su riesgo de desarrollar la forma avanzada. La formulación de AREDS no cura la AMD. No permite recuperar la vista ya perdida a causa de la enfermedad. Sin embargo, puede retrasar la aparición de AMD avanzada. Puede ayudar a las personas con riesgo elevado de desarrollar AMD avanzada a conservar la vista.

¿Las personas con AMD en fase inicial pueden tomar la formulación de AREDS para ayudar a prevenir que la enfermedad avance a la fase intermedia?

No parece haber necesidad de que las personas con AMD en fase inicial diagnosticada tomen la formulación de AREDS. En el estudio no se observó que la formulación proporcionara ningún beneficio a las personas con AMD en fase inicial. Si usted tiene AMD en fase inicial, con un examen ocular completo con dilatación será posible determinar si la enfermedad está progresando. Si la AMD en fase inicial avanza hasta la fase intermedia, comente con su médico la posibilidad de tomar la formulación.

¿Únicamente con la dieta se pueden lograr los mismos niveles elevados de antioxidantes y zinc que con la formulación de AREDS?

No. Los elevados niveles de vitaminas y minerales son difíciles de lograr únicamente con la dieta. Sin embargo, en estudios anteriores se ha observado que las personas que siguen dietas ricas en hortalizas de hojas verdes presentan menor riesgo de desarrollar AMD.

¿Únicamente con un complejo multivitamínico diario se pueden lograr los mismos niveles elevados de antioxidantes y zinc que con la formulación de AREDS?

No. Los niveles de antioxidantes y zinc de la formulación son significativamente más elevados que las cantidades incluidas en cualquier complejo multivitamínico diario.

Si ya toma un complejo multivitamínico diario y su médico le recomienda que tome la formulación a dosis altas de AREDS, repase con su médico todos sus suplementos vitamínicos antes de empezar a tomarla. Dado que los complejos multivitamínicos contienen muchas vitaminas importantes que no se encuentran en la formulación de AREDS, es posible que quiera tomar un complejo multivitamínico junto con la formulación de AREDS. Por ejemplo, las personas con osteoporosis en particular, necesitan tomar vitamina D que no se encuentra en la formulación de AREDS.

¿Cómo se trata la AMD húmeda?

Hay dos tratamientos para la AMD húmeda: cirugía láser y terapia fotodinámica. Ninguno de los tratamientos cura la AMD húmeda, pero los dos pueden retrasar la pérdida de visión o incluso detenerla. La enfermedad y la pérdida de la visión pueden progresar a pesar del tratamiento.

Cirugía láser

Este procedimiento utiliza un láser para destruir los vasos sanguíneos frágiles y que presentan filtraciones. Un haz de luz de alta energía se dirige directamente hacia los nuevos vasos sanguíneos y los destruye, con lo cual se evita una mayor pérdida de la visión. Sin embargo, el tratamiento láser también puede destruir algún tejido sano circundante y puede dañar algo la vista. Solo un pequeño porcentaje de personas con AMD húmeda pueden ser tratadas con cirugía láser. La cirugía láser es más eficaz si los vasos sanguíneos con filtraciones se han desarrollado lejos de la fóvea, la parte central de la mácula. La cirugía láser se realiza en un centro médico o clínica oftalmológica.

El riesgo de que se desarrollen nuevos vasos sanguíneos tras el tratamiento láser es elevado. Puede que sea necesario repetir el tratamiento varias veces. En algunos casos, la pérdida de la visión puede progresar a pesar de repetirse los tratamientos.

Terapia fotodinámica

Un fármaco llamado verteporfina se inyecta en el brazo. Desde allí viaja por todo el cuerpo, incluidos los nuevos vasos sanguíneos del ojo. El fármaco tiende a quedarse adherido en la superficie de los nuevos vasos sanguíneos. A continuación, el ojo se ilumina con una luz durante aproximadamente 90 segundos. La luz activa el fármaco. El fármaco activado destruye los nuevos vasos sanguíneos, lo cual retrasa la pérdida de visión. A diferencia de la cirugía láser, este fármaco no destruye el tejido sano circundante. Dado que el fármaco se activa con la luz, debe evitar la exposición de la piel o los ojos a la luz solar directa o a luz interior fuerte durante los cinco días posteriores al tratamiento. La terapia fotodinámica es relativamente indolora. Dura aproximadamente 20 minutos y se puede realizar en la consulta médica.

La terapia fotodinámica retrasa la pérdida de la visión. No detiene la pérdida de la visión ni restaura la visión de los ojos ya dañados por la AMD avanzada. Los resultados del tratamiento a menudo son temporales. Puede que sea necesario repetir el tratamiento.

¿Qué puedo hacer si ya he perdido visión debido a AMD?

Si ya ha perdido visión por la AMD, no tenga miedo de utilizar los ojos para leer, mirar la televisión y realizar otras actividades rutinarias. El uso normal de los ojos no le causará daños adicionales a la vista.

Si ha perdido vista por la AMD, consulte a su oftalmólogo acerca de los servicios y dispositivos para personas con deficiencias visuales y que pueden ayudarle a aprovechar al máximo la vista que le queda. Solicite que lo deriven a un especialista en deficiencias visuales. Muchas organizaciones y agencias ciudadanas ofrecen información sobre asesoramiento, formación y otros servicios especiales para personas con deficiencias visuales. Puede que en una facultad de medicina o centro de formación en optometría cercanos le proporcionen servicios para deficiencias visuales.

¿Qué puedo hacer para proteger mi vista?

AMD seca

Si tiene AMD seca, debería someterse a un examen ocular completo con dilatación al menos una vez al año. Su oftalmólogo puede supervisar su patología así como comprobar si sufre otras patologías oculares. Además, si tiene AMD intermedia en uno o ambos ojos, o AMD avanzada en un solo ojo, su médico puede proponerle que tome la formulación de AREDS, que contiene altos niveles de antioxidantes y zinc.

Dado que la AMD seca puede convertirse en AMD húmeda en cualquier momento, debería solicitar una cuadrícula de Amsler a su oftalmólogo. Utilice la cuadrícula todos los días para evaluar si su vista presenta signos de AMD húmeda. Esta prueba rápida funciona mejor en personas que todavía conservan una buena visión central. Haga la prueba de cada ojo por separado. Cúbrase un ojo y observe la cuadrícula. Luego cúbrase el otro ojo y observe la cuadrícula. Si observa cualquier cambio en el aspecto de la cuadrícula o en su visión diaria al leer el periódico o mirar la televisión, sométase a un examen ocular completo.

AMD húmeda

Si tiene AMD húmeda y su médico le aconseja un tratamiento, no espere. Tras la cirugía láser o la terapia fotodinámica, deberá someterse a exámenes oculares frecuentes para detectar cualquier reaparición de los vasos sanguíneos con filtraciones. Los estudios demuestran que las personas que fuman tienen un riesgo más elevado de recurrencia que las que no.

Además, examine su visión en casa con la cuadrícula de Amsler. Si detecta cualquier cambio, solicite un examen ocular inmediatamente.

¿Mi estilo de vida puede cambiar algo?

Su estilo de vida puede tener un papel importante a la hora de reducir el riesgo de desarrollar AMD.

  • Siga una dieta sana rica en hortalizas de hojas verdes y pescado. 
  • No fume. 
  • Procure mantener una presión arterial normal. 
  • Controle su peso. 
  • Haga ejercicio.

Visite esta página para ver imágenes de exploraciones retinianas con optomap de degeneración macular relacionada con la edad.

Texto, imágenes y fotografías extraídas del National Eye Institute (NEI), National Institutes of Health (NIH). Para obtener más información sobre la degeneración macular relacionada con la edad, visite www.nei.nih.gov.